sábado, 16 de junio de 2012

Al menos 17 fallecidos en el desalojo de un predio campesino en Paraguay

video
http://www.telesurtv.net/articulos/2012/06/15/al-menos-16-fallecidos-en-el-desalojo-de-un-predio-campesino-en-paraguay-9331.html
Al menos 17 personas fallecidas, entre policías y campesinos, fue el saldo que ocasionó un enfrentamiento durante un operativo de desalojo de una hacienda ubicada en la ciudad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú (sureste).
El colaborador de teleSUR en Paraguay, Santiago Ortiz, informó que hasta los momentos son 17 fallecidos (siete policías y diez campesinos). "Ya el Congreso Nacional ha decidido convocar a una reunión extraordinaria para las 17:00 horas local", reportó
Ortiz informó que "se ha decidido enviar fuerzas militares a la zona, aunque ya se ha recuperado la calma en ese lugar".
El jefe sanitario de la localidad, Gustavo González, informó a una radio local que hasta ahora "se han reportado unos 80 heridos entre graves y leves".
Por esta razón el presidente Fernando Lugo suspendió todas sus actividades y se espera que se dirija al país en las próximas horas.
El hecho habría ocurrido cuando un contigente de 200 policías ingresó a la hacienda Morumbí, perteneciente a Blas Riquelme, un empresario y político paraguayo, para desalojar a un grupo de campesinos.
El gremio de campesinos de la zona dio a conocer que entre los fallecidos está Avelino Espínola Díaz, conocido dirigente de la región.
Por su parte, la diputada Emilia Alfaro dijo a la radio paraguaya 780 AM que se convocaría a una sesión especial del Congreso para exigir la renuncia del ministro del Interior, Carlos Filizzola, y la implementación de un estado de excepción en Curuguaty.
Sin embargo, posteriormente Filizzola respondió que no renunciaría y que el operativo se realizó en el marco de lo que mandaba la Ley.
Los campesinos del sureste de Paraguay llevan años en la lucha por un repartición justa de la tierra. Ellos denuncian que las tierras más ricas de la nación se encuentran en poder de los "brasiguayos", brasileros que han comprado tierras y se han nacionalizado.
Según las denuncias de los campesinos, unas 167 mil hectáreas de las tierras del sureste paraguayo pertenecen al Estado, y fueron negociadas por militares y ex colaboradores del régimen del dictador Alfredo Stroessner (1954/89) para ser revendidas a colonos brasileños, que convirtieron bosques vírgenes en sojales.
teleSUR - elcomercio.com - AFP - laprensa.hn / gp - FC